CONTROL DE LA RESPIRACION


CONTROL DE LA RESPIRACION

La manera correcta de tomar aire para cantar, es la que se realiza en forma silenciosa y profunda, desde la parte inferior de los pulmones hacia arriba (como cuando llenamos una botella con agua), sin elevar el pecho ni los hombros. Esto permitirá sentir la respiración 360° alrededor del abdomen inferior, no sólo en la parte frontal.

Para controlar que la inspiración sea la apropiada, se puede colocar las manos en la cintura con los pulgares en la espalda. Se sentirá literalmente la expansión en el frente, los lados y espalda simultáneamente.

Una cosa es segura, tratar de usar una respiración superficial como base de la técnica sólo causará frustración. La respiración superficial (también llamada respiración clavicular) ocurre cuando el aire es inspirado y almacenado en la zona superior de los pulmones, justo donde se unen el cuello y el pecho.

Una vez que el diafragma desciende, crea espacio en los pulmones para ser inflados. Y que tan lento el músculo retorne a su posición de descanso, es la mejor medida de control. Esto depende del soporte muscular respiratorio (músculos abdominales e intercostales), que juntos con el diafragma, proveen de apoyo a todo el sistema respiratorio. La considerable fortaleza agregada al instrumento de la voz por el soporte muscular es tan importante como el diafragma mismo. Una gran resistencia, cantar notas altas con facilidad y sostener notas por largo tiempo cómodamente son el resultado directo del uso de estos músculos.

LO BASICO DE LA RESPIRACION


LO BASICO DE LA RESPIRACION

Respirar es algo que hacemos automáticamente, aun así, es un proceso complejo el cual debemos analizar para poder comprender su funcionamiento y lograr el control necesario para obtener su mejor rendimiento.

Existe una creencia generalizada de que la voz se forma completamente en las cuerdas vocales, cuando en realidad existen muchos elementos que se combinan para formar la “voz”.